Errores financieros ¿acorde a tu edad?

Si se tuviera un manual que te dijera en qué momento de tu vida realizar compras específicas, todo el mundo financiero sería mucho más fácil y seguramente hubieras ahorrado miles de pesos.

Sin embargo, las claves sobre el manejo del dinero son la mayoría de las veces muy básicas, pues no existe una formula general para el éxito financiero, esto porque cada caso es totalmente único y distinto en las personas. Lo anterior, quiere decir que la fórmula que unos aplicaron para ser exitosos y millonarios no funciona en su totalidad, sin embargo, existen personas que se han esforzado mucho para ahorrar, pero no han considerado la opción de invertir.

Según estudios, el ser humano tiene comportamientos comunes, lo cual quiere decir que continuamente estamos arraigados por malos hábitos y por visiones de la vida particulares en ciertas etapas dependiendo de la edad. A continuación, te citamos algunos de los errores más particulares que tenemos los seres humanos en el ámbito financiero.

  • 20 años

Se vive de apariencias.

Si bien a esta edad a penas se comienza a tener una estabilidad económica, la mayoría de las veces aún se está pagando la educación o bien se está experimentando el primer trabajo (que no es bien pagado), uno de los errores más comunes en esta etapa es gastar más de lo que se gana, la recomendación sería tener los pies sobre la tierra y no hacer gastos excesivos.

  • 30 años

Ser realista.

Aunque es la etapa en la que empieza a buscarse estabilidad, se necesita tener mayor cuidado con la toma de créditos en especial los hipotecarios. Uno de los más grandes errores en esta etapa es empezar a construir un hogar sin pensar en las consecuencias que esto puede traer. Si bien es una de las mejores inversiones en la vida de un ser humano, debe ser una de las mejores planeadas, pues se debe estar consciente de que no se tendrá el mismo sueldo por los años que se estará pagando la hipoteca.

  • 40 años

Aprender de los errores.

Si en los 20’s se aprendió a no gastar más de lo que se ganaba, la etapa se repite, aunque con distintas situaciones. Ahora una de las necesidades más básicas es cotizar lo ahorrado en la pensión para jubilarse; empezar su década de los 40 con una buena jubilación sería un regalo valioso para la vejez.

  • 50 años

No considerar un ingreso extra.

A esta edad uno de los errores más comunes es no haber considerado un ingreso extra con anticipación, no precisamente debe de ser un negocio propio, pero será de mucha ayuda tener capital suficiente para cuando el empleo termine y no se tenga otra opción para obtener recursos.

 

Estos son algunos de los casos que Facture App muestra para ti, ¿qué esperas? revisa tu edad y no dejes que se te pase el tiempo, comienza realizando facturas para deducir impuestos y que este punto no sea una fuga más de dinero.