¿Las empresas pueden pagar menos impuestos deduciendo sus activos?

Las empresas pueden pagar menos impuesto.

 

Los activos intangibles tienen beneficios fiscales, estos pueden usarse para reducir la base gravable para efectos del ISR.

Como ya sabemos en Facture App, un activo fijo es un bien de una empresa, este puede ser tangible o intangible, con la limitante de que no puede convertirse en líquido a corto plazo pero sí son fundamentales para la operación de la empresa y no se destinan a la venta.

Para mayor claridad se trata de aquellos bienes inmuebles,  materiales, equipamiento, herramientas y utensilios con los que no se va a comercializar, es decir, que no se van a convertir en líquido al menos durante el primer año.

Los podemos clasificar de la siguiente manera: 

Tangible: Son todos aquellos elementos que pueden ser tocados y en función de las características de tu negocio estos activos fijos podrán variar considerablemente. Dentro de los bienes tangibles que las empresas pueden tener, encontramos terrenos y bienes naturales,  construcciones, maquinaria,  mobiliario, equipo informático, unidades de transporte, entre otros. 

Intangible: Son elementos que no pueden ser tocadas materialmente. Se trata de bienes como marcas, permisos, patentes, derechos de traspaso, fondos de comercio o gastos de investigación.

Ahora bien, los activos intangibles tienen beneficios fiscales, estos pueden usarse para reducir la base gravable para efectos del ISR. Según el artículo 32 de la La Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR), se consideran inversiones los activos fijos (tangibles) lo mismo que los activos intangibles. Por su parte, el artículo 25 de la misma ley considera que las inversiones son deducibles, por ende, los activos fijos lo son.

Dependiendo del tipo de activo intangible que se trate, será el porcentaje máximo de la inversión que podrá deducirse:

    • 5% para cargos diferidos (aquellos cuyo beneficio sea por un periodo ilimitado, excepto los relativos a la explotación de bienes de dominio público).
    • 10% para erogaciones hechas en períodos preoperativos; es decir, antes de que las operaciones propiamente dichas hayan empezado, en la fase de investigación y desarrollo de productos.
    • 15% para regalías, para asistencia técnica, así como para otros gastos diferidos, a excepción de los señalados en el siguiente inciso.
    • Si permiten la explotación de bienes del dominio público o la prestación de un servicio público concesionado, el porcentaje se calcula dividiendo la unidad entre el número de años por los que se dio la concesión, el resultado se deberá multiplicar por 100.
Los activos intangibles tienen beneficios fiscales.

 

Entendiendo que la vida útil de un activo fijo, es el tiempo durante el cual la empresa hace uso de él hasta que ya no sea útil para la empresa. Eventualmente, estos bienes pueden ser dados de baja o vendidos, ya sea por obsolescencia o actualidad tecnológica.

Ya cuentas con un beneficio más a la hora de hacer correctamente tus deducciones fiscales, esperamos que esta información te sea de utilidad, nos gustaría conocer tus comentarios.   

En Facture App contamos con todos los requisitos y servicios para la administración y emisión de tus recibos de nómina electrónicos. Recuerda, tu elección inteligente en facturación electrónica es ¡Facture App!